Categoría: Historias para reflexionar

¿Qué ves?

Había un anciano muy sabio que disfrutaba pasando largos ratos sentado en la entrada de su pueblo, contemplando el impresionante paisaje y acompañado por algunas personas del lugar, a las que deleitaba con historias y cuestiones filosóficas de la vida. También era frecuente para el anciano hablar con los viajeros que pasaban por allí. Cierta …

Continuar leyendo

Lo que te permite sobrevivir pero no vivir

Se cuenta la historia de un anciano sabio que decidió transmitir toda su sabiduría a un joven que insistentemente y durante mucho tiempo, le había rogado le transmitiera su saber. Para enseñarle, el sabio decidió viajar con él, recorriendo a pie tantos lugares como diera tiempo durante la formación. Después de varios meses de viajes, en una de las caminatas, …

Continuar leyendo

El problema

El monje guardián del monasterio budista, falleció. Después del funeral, el monje maestro comenzó a pensar qué monje debía asumir las funciones de guardián que el difunto tenía. Debía ser alguien que demostrara una gran sagacidad y capacidad para resolver problemas de un modo simple, directo. Basándose en estas premisas, ideó un modo para encontrar al …

Continuar leyendo

El potencial de los obstáculos

Un joven e inexperto agricultor tenía la costumbre de hablarle continuamente a Dios. Le rezaba, le contaba sus cosas… También le regañaba cuando no estaba de acuerdo con algunos sucesos aparentemente “injustificables” que Dios permite. En una de las ocasiones en las que regañaba a Dios por los problemas que tenía a la hora de …

Continuar leyendo

Relacionarnos de forma inteligente: respeto o aceptación

Un hombre estaba de visita en el cementerio, en la sepultura de su mujer. Mientras se inclinaba para poner unas flores, vio a una mujer de rasgos orientales que ponía en una tumba un plato lleno de algo que parecía arroz. Guiado por la curiosidad, se acercó para cerciorarse de si efectivamente era un plato …

Continuar leyendo

El mayor obstáculo.

Una tarde de verano muy calurosa, fui a pasear cerca de la orilla del río cercano al pueblo donde estaba pasando unos días de vacaciones. El calor provocaba que no parase de sudar, por lo que bebía agua con mucha frecuencia. Justo cuando estaba pensando en que no me sentía saciado por más que bebía, …

Continuar leyendo