Nov 06 2012

Un fiel amigo.

Share

Muchas personas conocerán la historia de Shoep, el perro con artritis. Es una historia más de muchas historias parecidas de mascotas enfermas, aunque en esta hemos tenido la suerte de ver las conmovedoras imágenes del amor que le profesa John a su querida mascota.

Confieso que me sentí abrumado, conmovido… Es una historia entre un animal y un hombre, pero es la historia de dos amigos.

El título de este artículo bien hubiera podido ser “Fidelidad, Amistad, Amor Incondicional…“. Es una relación que refleja todos esos valores.

Esta historia se desarrolla en Estados Unidos. John Unger adoptó a Shoep siendo éste un cachorro de pocos meses, y desde entonces, fueron inseparables.

Shoep acompañó a John en momentos muy difíciles de su vida, como en una enorme depresión provocada por la ruptura con su novia, lo que le llevó a varias tentativas de suicidio, algo que finalmente no se produjo gracias en parte a la influencia del can.

Ahora, 19 años después, Shoep tiene artrosis, una enfermedad que le provoca grandes dolores, y John le cuida todo lo posible. Descubrió que el agua le alivia mucho y le permite relajarse lo suficiente como para que pueda descansar y sentirse bien. Por ese motivo, todos los días John le lleva a un lago y se baña con él.

La fotógrafa Hannah Stonehouse Hudson, sacó varias fotos del momento en el que ambos amigos están en el agua. Una de esas fotografías la puso en Facebook, siendo compartida miles de veces, y vista por millones de personas, que realizaron miles de comentarios.

A continuación os dejo un vídeo sobre sus protagonistas.

Da para reflexionar, ¿verdad? Un perro es un animal que está contigo, a tu lado, no importa si eres amable o no con él, no importa cómo le trates. Siempre está contigo. Y dudo mucho que sea sólo porque se le da de comer. Forma parte de su naturaleza, y es un ser que está contigo de un modo incondicional. En esta historia, John está devolviendo al can todos estos años de amistad, fidelidad y apoyo, y esta acción conmueve profundamente. ¿Por qué? Porque toca nuestra más profunda y auténtica naturaleza o esencia.

Los seres humanos tenemos tendencia a apoyar a quien creemos que lo “merece”. No siempre nos fijamos en quien lo necesita realmente, o en las circunstancias de la persona que podría necesitar apoyo. Y como no tenemos manera de saber si alguien es “merecedor”, de si alguien necesita más o menos nuestro apoyo, creo profundamente en el famoso dicho de “Haz bien y no mires a quien“. Porque es necesario si queremos prosperar individual y globalmente en este mundo. Es necesario si queremos evolucionar a un estado superior como seres humanos.

Actuando de este modo, llegaremos al máximo potencial de la humanidad.

Gracias a Andran por darme a conocer esta historia.

3 comentarios

    • Hortensia on lunes, 20, mayo, 2013 at 8:48
    • Responder

    John Unger,..felicidades!!..
    por tener un corazón de oro.
    Tu historia me ha conmovido muchísimo.
    Gracias a Dios, por poner a Shoep, en tú camino,..
    No ha podido caer en mejores manos.
    Un fuerte abrazo, “para los dos”.

    • Clara on sábado, 18, mayo, 2013 at 18:24
    • Responder

    Darle Uña de Gato (uncaria tormentosa) 300 mg diarios, se le van los dolores Shoep, eso hice con mi Pug.

    1. Gracias por el dato Clara. Las propiedades de la planta uncaria tormentosa, llamada popularmente “uña de gato”, son impresionantes.

      Es de suponer que John utilizó todo lo que conocía para ayudar a Shoep, y que aunque consiguiera aliviarle su dolencia por otros medios, cuando descubrió que bañarse en las aguas del lago le ayudaban aún más a descansar y dormir, decidió bañarse con él todos los días un buen rato.

Queremos conocer tu opinión:

Como en la mayoría de las webs, usamos cookies. Si continúas aceptas su uso. Más información

El acceso a esta web puede implicar la utilización de cookies. Las cookies son pequeñas cantidades de información que se almacenan en tu navegador para su posterior uso en determinadas circunstancias. Por ejemplo, esta información permite identificarte como un usuario concreto y guardar tus preferencias personales así como información técnica, como puede ser número de visitas, páginas que visites, etc., a fin de mejorar la experiencia en la navegación. Si no quieres que tu navegador reciba cookies o quieres ser informado antes de que se almacenen, puedes configurarlo a tal efecto. Los navegadores actuales permiten la gestión de las cookies de 3 formas diferentes: 1. Las cookies no se aceptan nunca. 2. El navegador pregunta al usuario si se debe aceptar cada cookie. 3. Las cookies se aceptan siempre. Puedes encontrar estas opciones en la parte de configuración de tu navegador.

Pulsa aquí para cerrar esta ventana