Sep 14 2011

“Seré capaz de sostener su corazón. No necesito manos para eso.”

Share

La frase que da título a este artículo puede resultar conmovedora, pero lo es especialmente viniendo de quien la pronuncia y su contexto. No es la primera vez que escribo sobre Nick Vujicic. Cuando miro y escucho a este hombre, me conmuevo profundamente. En el vídeo que comparto a continuación, Nick nos habla sobre su vida con un humor sano, pero sobre todo, con una enorme sabiduría y fuerza. Nos habla de la valía que todas las personas tenemos, de que podemos hacer todo aquello que nos propongamos, de apreciar lo que tenemos y dar gracias por ello, y de trabajar y luchar por aquello que queremos alcanzar.

Es probable que te preguntes cómo es posible que este hombre haya sacado fuerzas para mirar a la Vida con una sonrisa y hacer todo lo que ha hecho. Cómo no admirarle y preguntarse de dónde saca la fuerza y el coraje de vivir intensamente y aportando tanta energía positiva a sus semejantes.

Desde un punto de vista lógico, se puede deducir que somos lo que pensamos. Un pensamiento genera una emoción, ésta nos lleva a tomar unas determinadas decisiones, lo que nos lleva a comportarnos de una manera muy concreta:

Pensamiento >> Emoción >> Decisión >> Comportamiento >> DESTINO

Es una fórmula tan simple, que es fácil querer cuestionar si nuestros pensamientos pueden llegar a definir nuestra Vida, nuestro Destino. A los hechos me remito. Observad a Nick, que ha convertido su enorme minusvalía en un gran ejemplo de superación personal y coraje. Observad cómo minimiza sus defectos a través del humor, cómo saca fuerzas de su situación. Es un Mago que crea su experiencia personal, su vida, que juega con maestría las cartas que le ha dado la Vida. No importa tanto las circunstancias, sino lo que decidimos hacer con ellas.

Somos seres racionales y sentimentales. Nuestras vidas están regidas por pensamientos y sentimientos. Los sentimientos tienen una gran fuerza en nuestras acciones, pero podemos manejarlos. Podemos elegir cómo actuar, y podemos convertir pensamientos/emociones negativas en combustible para avanzar y mejorar, podemos hacer que lo negativo sea fuente de Motivación.

Se dice que tenemos principalmente dos palancas de motivación: el deseo de ganar y el temor de perder. Yo añadiría una tercera, mucho más potente y auténtica: ayudar y servir a los demás.

No tenemos excusas. Ya lo sabíamos, pero ahora tenemos gracias a este hombre la demostración irrefutable de que creamos nuestro Destino. No podemos controlar lo que nos sucede, pero sí podemos controlarnos a nosotros mismos y, por lo tanto, podemos alcanzar las metas que nos propongamos y vivir la vida que deseemos.

Gracias por tu Ejemplo, Nick.

La adversidad es el polvo de diamante con el que el Cielo pule sus joyas.

Thomas Carlyle

3 comentarios

  1. Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

    1. Muchas gracias David. Será estupendo contar con tu presencia y si te animas, con alguna opinión tuya en algún artículo que sea de tu interés.

      Tu blog también es muy interesante, sin duda un sitio de visita obligada.

      Feliz 2012 para ti también.

      ¡Un abrazo!

  2. Un gran tipo Nick y todo un ejemplo de superación.

Queremos conocer tu opinión:

Como en la mayoría de las webs, usamos cookies. Si continúas aceptas su uso. Más información

El acceso a esta web puede implicar la utilización de cookies. Las cookies son pequeñas cantidades de información que se almacenan en tu navegador para su posterior uso en determinadas circunstancias. Por ejemplo, esta información permite identificarte como un usuario concreto y guardar tus preferencias personales así como información técnica, como puede ser número de visitas, páginas que visites, etc., a fin de mejorar la experiencia en la navegación. Si no quieres que tu navegador reciba cookies o quieres ser informado antes de que se almacenen, puedes configurarlo a tal efecto. Los navegadores actuales permiten la gestión de las cookies de 3 formas diferentes: 1. Las cookies no se aceptan nunca. 2. El navegador pregunta al usuario si se debe aceptar cada cookie. 3. Las cookies se aceptan siempre. Puedes encontrar estas opciones en la parte de configuración de tu navegador.

Pulsa aquí para cerrar esta ventana