Feb 10 2013

Lecciones de Vida.

Share
  • La vida no es justa, pero aún así es buena.
  • La vida es demasiado corta para perder el tiempo odiando a alguien.
  • Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo. Tus amigos y familia sí. Mantente en contacto.
  • No tienes que ganar cada discusión. Debes estar de acuerdo en no estar de acuerdo.
  • Llora con alguien. Alivia más que llorar solo.
  • Cuando se trata de chocolate, la resistencia es inútil.
  • Haz las paces con tu pasado para que no estropee tu presente.
  • No compares tu vida con la de otras personas. No tienes ni idea de cómo es su camino.
  • Si una relación tiene que ser secreta, mejor no tenerla.
  • Respira profundamente, eso calma la mente.
  • Elimina todo lo que no sea útil, hermoso o alegre.
  • Lo que no te mata, en realidad te hace más fuerte.
  • Nunca es demasiado tarde para tener una niñez feliz. Pero la segunda sólo depende de ti.
  • Cuando se trata de perseguir aquello que amas en la vida, no aceptes un “no” por respuesta.
  • Enciende las velas, utiliza las sábanas bonitas, ponte la lencería cara. No la guardes para una ocasión especial. Hoy es especial.
  • Sé excéntrico ahora. No esperes a ser viejo para serlo.
  • El órgano sexual más importante es el cerebro.
  • Nadie es responsable de tu felicidad, sólo tú.
  • Enmarca todo supuesto “desastre” con estas palabras: “En cinco años, ¿esto importará?”.
  • Perdona todo a todos.
  • Lo que las otras personas piensen de ti, no te incumbe.
  • El tiempo sana casi todo. Dale tiempo al tiempo.
  • Por más buena o mala que sea una situación, algún día cambiará.
  • No te tomes tan en serio. Nadie más lo hace.
  • No cuestiones la vida. Sólo vívela y aprovéchala al máximo hoy.
  • Llegar a viejo es mejor que la alternativa… morir joven.
  • Todo lo que verdaderamente importa al final, es que hayas amado.
  • Sal todos los días. Los milagros están esperando en todas partes.
  • Si juntáramos nuestros problemas y viéramos los montones de los demás, querríamos los nuestros.
  • La envidia es una pérdida de tiempo. Tú ya tienes todo lo que necesitas.
  • Lo mejor está aún por llegar.
  • No importa cómo te sientas… arréglate y preséntate.
  • Cede.
  • La vida no está envuelta con un lazo, pero sigue siendo un regalo.

Regina Brett nació el 31 de mayo de 1956. Es licenciada en periodismo por la Universidad Estatal de Kent y tiene una Maestría en estudios religiosos por la Universidad John Carrol, ambas de Estados Unidos.

En 1998 padeció un cáncer de mama, lo cual le motivó a escribir acerca de su experiencia con la quimioterapia y su curación en el diario Akron Beacon. Este trabajo le hizo ganar el premio National Headliner. También fue finalista en el premio Pulitzer en 2008 y 2009.

En 2006, escribió un texto para The Plain Dealer  titulado “50 Lecciones de Vida”, el cual ha sido reproducido en muchísimos medios y especialmente en Internet, como en este caso.

En muchas de esas reproducciones de su famoso texto, Regina ha sido identificada equivocadamente como una mujer de 90 años.

Me parece un decálogo excelente y estoy de acuerdo con prácticamente todo. Son unas reglas o consejos útiles y sencillos, que bien aplicados, pueden servir para vivir una vida más plena.

2 comentarios

    • Sandra on domingo, 17, febrero, 2013 at 14:36
    • Responder

    Javier; me parece mas que interesante este decálogo…. sobre todo si tienes en cuenta que es la base de la felicidad… lo creo así… y te aseguro que lo pondré en un lugar donde lo vea todos los días es tan fácil caer en la desilusión a veces….

    • carmen on lunes, 11, febrero, 2013 at 12:19
    • Responder

    Realmente es muy bueno,demasiado ciertoooo,que a veces lo olvidamos.

Queremos conocer tu opinión:

Como en la mayoría de las webs, usamos cookies. Si continúas aceptas su uso. Más información

El acceso a esta web puede implicar la utilización de cookies. Las cookies son pequeñas cantidades de información que se almacenan en tu navegador para su posterior uso en determinadas circunstancias. Por ejemplo, esta información permite identificarte como un usuario concreto y guardar tus preferencias personales así como información técnica, como puede ser número de visitas, páginas que visites, etc., a fin de mejorar la experiencia en la navegación. Si no quieres que tu navegador reciba cookies o quieres ser informado antes de que se almacenen, puedes configurarlo a tal efecto. Los navegadores actuales permiten la gestión de las cookies de 3 formas diferentes: 1. Las cookies no se aceptan nunca. 2. El navegador pregunta al usuario si se debe aceptar cada cookie. 3. Las cookies se aceptan siempre. Puedes encontrar estas opciones en la parte de configuración de tu navegador.

Pulsa aquí para cerrar esta ventana