Oct 07 2011

Reflexiones de un hombre notable.

Share

Los paradigmas son poderosos porque crean los cristales o las lentes a través de los cuales vemos el mundo. El poder de un cambio de paradigma es el poder esencial de un cambio considerable, ya se trate de un proceso instantáneo o lento y pausado.

Stephen Covey

En el mundo hay muchísimas personas notables. La mayoría no son famosos, ni hacen cosas que influyan en toda la humanidad. O tal vez sí, sólo que de un modo silencioso, influyendo en su entorno cercano, lo cual con el tiempo se va trasladando a muchas más personas.

En el otro lado de la moneda, están los hombres y mujeres que influyen a un nivel mucho más evidente. Personas cuyas ideas y conceptos, cuyo modo de ver el mundo, provoca cambios, evolución. Porque su modo de ver el mundo plantea cambios en los paradigmas, provocan cambios extraordinarios que en muchas ocasiones son criticados inicialmente, pero que más tarde muchas personas copian y hacen suyos.

Hoy voy a hablar de uno de estos hombres que hacen cambiar y evolucionar conceptos y paradigmas de manera evidente. Ayer falleció Steve Jobs, uno de los creadores de Apple. Es una persona que supo seguir su instinto, que se negó a hacer lo que hace la mayoría, que supo sacar provecho de los golpes que la Vida nos da a todos.

Creó Apple en 1976 con un amigo de la adolescencia. Fue portada en la revista Time en 1981 gracias al éxito en ventas y seguidores de su ordenador Apple II. A los 26 años era millonario. En 1985, por desacuerdos con la cúpula directiva de la empresa que él mismo creó, fue despedido. Durante esa época, supo sacar fuerzas de flaqueza, y guiado por su pasión por la informática, creó una nueva empresa, Next. En todo ese proceso, conoció a la que sería su esposa y creó nuevos productos de hardware y software, con éxito. Poco después compró una empresa a Lucasfilm que transformaría en Pixar, que revolucionó la industria de animación con la creación de la primera película animada por ordenador, Toy Story. Unos años más tarde, en un giro inesperado, Apple, compraría su nueva empresa, con lo cual volvió a Apple.  En el momento de su fallecimiento, su fortuna se valora en más de 8000 millones de dólares.

A continuación, podéis ver un vídeo del discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford, durante la apertura del curso de 2005. Por cierto, Steve nunca llegó a graduarse, dejó los estudios universitarios poco tiempo después de comenzarlos. Él mismo dice que siguió su instinto.

A continuación, he extraído las partes de su discurso que más me han llamado la atención.

Sobre la importancia de saber qué se quiere hacer en la Vida, de descubrir cuál es nuestro Objetivo:

“Seguir mi curiosidad e intuición resultó no tener precio”.

“No puedes conectar los puntos (se refiere a lo que vamos aprendiendo durante la Vida y las experiencias) hacia adelante, sólo puedes hacerlo hacia atrás. Así que tenéis que confiar en que los puntos se conectarán alguna vez en el futuro. Tienes que confiar en algo, tu instinto, el destino, la vida, el karma… lo que sea. Porque creer que los puntos se unirán, te dará la confianza de confiar en tu corazón. Esta forma de actuar nunca me ha dejado tirado, y ha marcado la diferencia en mi vida.”

“[…] amaba lo que hacía. […] Había sido rechazado, pero aún estaba enamorado (de su pasión, la Informática). Así que decidí comenzar de nuevo”.

Sobre las adversidades de la Vida, que pueden ser una liberación, una oportunidad de mejorar y evolucionar:

“A veces la vida te da en la cabeza con un ladrillo. No perdáis la fe. Estoy convencido de que la única cosa que me mantuvo en marcha fue mi amor por lo que hacía. Tenéis que encontrar qué es lo que amáis. El trabajo va a llenar gran parte de vuestra vida, y la única forma de estar realmente satisfecho es hacer lo que consideréis un trabajo genial. Y la única forma de tener un trabajo genial, es amar lo que hagáis. Si aún no lo habéis encontrado, seguid buscando. No os conforméis. Como en todo lo que tiene que ver con el corazón, lo sabréis cuando lo hayáis encontrado. Y como en todas las grandes relaciones, las cosas mejorarán cada vez más según pasan los años. Así que seguid buscando hasta que encontréis. No os conforméis.”

Sobre lo preciosa que es la Vida:

“Cuando tenía 17 años, leí una cita que decía algo como: ‘Si vives cada día como si fuera el último, algún día tendrás razón’. Me marcó, y desde entonces, durante los últimos 33 años, cada mañana me he mirado en el espejo y me he preguntado: ‘Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?’ Y si la respuesta era ‘No’ durante muchos días seguidos, sabía que necesitaba cambiar algo. Tener presente que voy a morir pronto es la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a tomar las grandes decisiones de mi vida, porque prácticamente todo, las expectativas de los demás, el orgullo, el miedo al ridículo o al fracaso, se desvanece frente a la muerte, dejando sólo lo que es verdaderamente importante. Recordar que vas a morir, es la mejor forma de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir a tu corazón. […] La muerte es el destino que todos compartimos.

Sobre seguir nuestro Camino:

 “Vuestro tiempo es limitado, así que no lo gastéis viviendo la vida de otro. No os dejéis atrapar por el dogma que es vivir según los resultados del pensamiento de otros. No dejéis que el ruido de las opiniones de los demás ahogue vuestra propia voz interior. Y lo más importante, tened el coraje de seguir a vuestro corazón y vuestra intuición. De algún modo ellos ya saben lo que tú realmente quieres ser. Todo lo demás, es secundario”.

“Seguid hambrientos, seguid alocados.”

 

Descanse en paz.

2 comentarios

    • rebecca on lunes, 14, mayo, 2012 at 16:54
    • Responder

    Exelente!!!

  1. Es increíble la enseñanza que algunas personas nos dejan. El poder de la mente, del ser humano, es un potencial incalculable y desconocido para la mayoría.

Queremos conocer tu opinión:

Como en la mayoría de las webs, usamos cookies. Si continúas aceptas su uso. Más información

El acceso a esta web puede implicar la utilización de cookies. Las cookies son pequeñas cantidades de información que se almacenan en tu navegador para su posterior uso en determinadas circunstancias. Por ejemplo, esta información permite identificarte como un usuario concreto y guardar tus preferencias personales así como información técnica, como puede ser número de visitas, páginas que visites, etc., a fin de mejorar la experiencia en la navegación. Si no quieres que tu navegador reciba cookies o quieres ser informado antes de que se almacenen, puedes configurarlo a tal efecto. Los navegadores actuales permiten la gestión de las cookies de 3 formas diferentes: 1. Las cookies no se aceptan nunca. 2. El navegador pregunta al usuario si se debe aceptar cada cookie. 3. Las cookies se aceptan siempre. Puedes encontrar estas opciones en la parte de configuración de tu navegador.

Pulsa aquí para cerrar esta ventana