Invictus.

Share

Desde la noche que sobre mí se cierne,
negra como su insondable abismo,
agradezco a los dioses si existen
por mi alma inconquistable.

Caído en las garras de las circunstancias
nadie me vio llorar ni pestañear.
Bajo los golpes del destino
mi cabeza ensangrentada sigue erguida.

Más allá de este lugar de lágrimas e ira
yacen los horrores de la sombra,
la amenaza de los años
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.

No importa cuán estrecho sea el camino,
cuán cargada de castigo la sentencia.

Soy el amo de mi destino.
Soy el capitán de mi alma.

William Ernest Henley


Invictus es un bello, duro y melancólico poema que se ha popularizado gracias a la película del mismo nombre. Me gusta porque nos recuerda que la responsabilidad final de nuestros actos es solamente nuestra, aunque el entorno que nos rodea pueda influirnos en gran medida. Nos recuerda que ser “invencibles” depende exclusivamente de nosotros y que esa invencibilidad no trata de no ser vencidos nunca, sino de levantarnos tantas veces nos caigamos.

Nuestro espíritu es inconmensurable y eterno, aunque a veces lo olvidemos. La capacidad de “resucitar de las cenizas” como el Ave Fénix, es una cuestión de actitud y de conexión con nuestro espíritu, y podemos, de verdad. Es lo que hace notar este impresionante poema.

Seguramente por eso le sirvió a Nelson Mandela de guía y consuelo espiritual durante su encierro, porque nos recuerda que podemos resistir y superar los peores momentos de nuestras vidas.

Al final, depende de nosotr@s.

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Invictus en miércoles, 31, agosto, 2011 a las 18:45
    • Responder

    Felicitaciones por tu blog, leerlo en estos momento me ha reconfortado mucho. en momentos dificiles siempre recurro a este poema y tus comentarios sobre el son muy acertados.
    y tienes razon al final la responsabilidad de nuestros actos es nuestra, siempre me he considerado una persona fuerte (invensible) solo pensaba en mi y estaba seguro que ningun sentimiento me podia afectar… hasta que me enamore, desafortunadamente me di cuenta tarde cuando mis actos destruyeron el amor que sentia ella por mi. he sido vencido, se puede decir. Pero lo mas importante es que aprendi que debo reconocer y respetar los sentimientos con humildad. ahora solo me queda soportar el dolor y con dignidad levantar la cabeza y seguir adelante.

    1. Gracias. Me alegro de que te guste el Blog y que te haya reconfortado en este momento de tu vida.

      Por supuesto, estás invitado a participar. Cualquier idea o aporte que quieras realizar será bienvenido.

      Espero que estés mucho mejor.

      ¡Un abrazo!

  1. Una cosilla relacionada que espero que os guste…..

    http://sinestrellas.blogspot.com/2008/05/sigue-cantando.html

    😉

  2. Ejemplos de ello los tenemos a cientos en la red.
    Gente con minusvalías que con tesón ha conseguido cosas que muchas personas normales ni siquiera se han atrevido a intentar o que se han desanimado y han arrojado la toalla al segundo contratiempo.
    Lo dificil es encontrar en nuestro interior esa fuerza para seguir para adelante pero si la encuentras nada se interpondrá en tu camino.

    1. Difícil… fácil… Como siempre, es una cuestión de tesón y de querer hacer las cosas. Como ya he dicho en varios artículos, la Actitud es importantísima.

      Puede costar más, o menos, quizá el entorno ayuda o no… Pero al final, la determinación marca diferencias y distancias.

    • Mayka en viernes, 10, junio, 2011 a las 10:03
    • Responder

    Ser el amo de mi destino, para resistir las adversidades, pero también para crear las circunstancias que vivimos. Me encanta.

    El alma es libre por naturaleza, generosa y nos da mil oportunidades, nada es definitivo podemos resurgir, renacer y reinventarnos mil y una vez, por que la vida es una gran escuela, un juego…

    Conéctate con los anhelos profundos de tu alma y fluye con la vida… disfrútala como sólo se puede disfrutar, siendo fiel a tu esencia… nunca es una equivocación si escuchas a tu corazón y sigues sus designios…

Queremos conocer tu opinión:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Como en la mayoría de las webs, usamos cookies. Si continúas aceptas su uso. Más información

El acceso a esta web puede implicar la utilización de cookies. Las cookies son pequeñas cantidades de información que se almacenan en tu navegador para su posterior uso en determinadas circunstancias. Por ejemplo, esta información permite identificarte como un usuario concreto y guardar tus preferencias personales así como información técnica, como puede ser número de visitas, páginas que visites, etc., a fin de mejorar la experiencia en la navegación. Si no quieres que tu navegador reciba cookies o quieres ser informado antes de que se almacenen, puedes configurarlo a tal efecto. Los navegadores actuales permiten la gestión de las cookies de 3 formas diferentes: 1. Las cookies no se aceptan nunca. 2. El navegador pregunta al usuario si se debe aceptar cada cookie. 3. Las cookies se aceptan siempre. Puedes encontrar estas opciones en la parte de configuración de tu navegador.

Pulsa aquí para cerrar esta ventana