Con el tiempo, aprendemos…

Share

La sutil diferencia
entre sostener una mano
y encadenar un alma.

A aceptar nuestras derrotas
con dignidad, y a aprender de ellas.

Que en realidad lo mejor no es el futuro,
sino cada instante que vivimos.

Que la vida es aquí y ahora,
el ayer y el mañana no existen.

Que en demasía…
cualquier cosa se convierte en negativa.

A plantar nuestro propio jardín, a sembrar nuestra alma,
en lugar de esperar a que alguien nos traiga flores.

Que podemos resistir,
que somos fuertes,
que todos tenemos una gran valía.

Que estar con alguien
porque nos ofrece un “buen futuro”,
hará que tarde o temprano
queramos volver a nuestro pasado.

Que si estamos con una persona
por deshacernos de nuestra soledad,
irremediablemente acabaremos no deseando volver a verla.

Que solo quien es capaz de amarnos con nuestros defectos,
sin pretender cambiarnos,
puede brindarnos la felicidad que anhelamos.

Que los verdaderos amigos suelen ser pocos,
y que si no luchamos por ellos,
tarde o temprano solo tendremos falsas amistades.

Que las palabras dichas en un momento de ira e irreflexión
pueden lastimar a quien hemos herido
durante mucho tiempo.

Que disculpar lo hace cualquiera,
pero de perdonar, sólo son capaces las almas grandes.

Que forzar acontecimientos,
probablemente ocasionará resultados indeseables.

Que cada experiencia
es irrepetible.

Mi particular adaptación de un texto atribuído a Jorge Luis Borges; aunque está claro que el tiempo nos puede enseñar y nos enseña muchas más cosas… ¿Alguien se anima a poner más en los comentarios? 😉

10 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Flor M. Lugo en viernes, 17, junio, 2011 a las 1:23
    • Responder

    -Ten cuidado con lo que pides, no sea que te lo concedan.
    -Sólo se vive una vez, pero una vez es más que suficiente si se hace bien.
    -Reza, pero no dejes de remar hacia la orilla
    -Por la ignorancia nos equivocamos, y por las equivocaciones aprendemos.

    1. Son muy buenas también. Los budistas y otras creencias no estarían de acuerdo con lo de sólo se vive una vez, pero da igual si vivimos una sola vez o infinitas veces. Por si acaso nos reencarnamos una y otra vez, yo siempre digo “ÉSTA Vida sólo la vivimos una vez”. Como ya he dicho, da igual el número de veces que vivamos. Debemos esforzarnos por vivir con intensidad y tratar de aprovechar cada instante.

      ¡Gracias por compartirlas Flor!

    • ipecan en jueves, 16, junio, 2011 a las 17:25
    • Responder

    – Que es mejor intentarlo y fracasar que no hacerlo y quedarte siempre con la duda de qué hubiera pasado.
    – Que las críticas negativas no importan si estás convencido de lo que haces.
    – Que la amistad es tan importante como la familia.

    besos

    1. ¡Absolutamente de acuerdo! Muy buenas. ¡Gracias por compartirlas ipecan! 🙂 Besos.

    • OLGA BERRAQUERO en martes, 14, junio, 2011 a las 20:41
    • Responder

    Añado algunas:

    -No te tomes tan en serio. Nadie más lo hace.
    -Cree en los milagros.
    – Nunca es demasiado tarde para tener una niñez feliz. Pero la segunda depende de ti y de nadie más.
    -Cuando se trata de perseguir aquello que amas en la vida, no aceptes un ” no” por respuesta.
    -El órgano sexual más importante es el cerebro.
    -Nadie está a cargo de tu felicidad, más que tú.
    -Cuando tengas duda, sólo toma el siguiente paso pequeño.
    -Haz las paces con tu pasado para que no arruine el presente.
    –No compares tu vida con otros. No tienes ni idea de lo que se trata su travesía.
    -Si una relación tiene que ser secreta, no debes estar en ella.
    -Respira profundamente. Esto calma la mente.
    -Elimina todo lo que no sea útil, hermoso o gozoso.
    -Enmarca todo supuesto “desastre” con estas palabras: “En cinco años, ¿esto importará?”
    -Lo que las otras personas piensen de ti, no te incumbe.
    -Todo lo que verdaderamente importa al final es que hayas amado.
    -Sal todos los días. Los milagros están esperando en todas partes.
    -La envidia es una pérdida de tiempo. Tú ya tienes todo lo que necesitas.
    -Lo mejor está aún por llegar.

    Espero que os gusten! 🙂

    1. Muy buenas, varias ya las conocía y las he empleado. La última, “Lo mejor está aún por llegar”, no es demasiado apta para pesimitas acérrimos o para “realistas” empedernidos. Aún desde mi punto de vista que tiende a positivo, en honor a la verdad, quizá sea una máxima muy optimista no siempre realizable. De todos modos, tomo buena nota. Porque, al final… los milagros están en todas partes y nadie está a cargo de nuestra felicidad más que nosotr@s mism@s… 😉

      Muy buena aportación Olga. ¡Gracias por compartirlas!

        • OLGA BERRAQUERO en jueves, 16, junio, 2011 a las 10:01
        • Responder

        Si esperas lo mejor, lo mejor llegará y viceversa! Yo elijo esperar lo mejor!! Cuestión de actitud. 😛

        1. Siempre es cuestión de actitud…

          Por cierto, sobre “esperar lo mejor”, me surge una duda importante: ¿cómo podemos saber que ya ha llegado a nuestra Vida lo mejor o si debemos seguir esperando? 😉

    • Mayka en lunes, 13, junio, 2011 a las 20:57
    • Responder

    No estoy muy inspirada, pero si decir que me ha caído del cielo leer estas líneas en estos momentos, azar o sincronicidad? yo creo que lo segundo… y como no espero que nadie me traiga flores seguiré cuidando mi jardín hasta que este florezca.

    1. Sincronicidad, sin duda 😉 No creo que sea tu caso, pero ya que mencionas lo de las flores y el jardín, comentar que en algún momento de nuestras Vidas cometemos el error de valorarnos por cómo nos valoran los demás, o proyectamos nuestra propia valía a través de una pareja o unos amigos que creemos son “excelentes”. Craso error. Tod@s somos valios@s, independientemente de nuestras circunstancias.

      Otra cuestión es lo que esperamos de los demás. Cuando esas espectativas no se corresponden con la realidad, también nos solemos llevar un gran chasco. La mejor actitud es no esperar nada y dejar que los acontecimientos y las personas fluyan a su ritmo. Lo que tenga que ser, será.

      Por cierto, tu jardín es magnífico, y se nota que lo cuidas con esmero 😉

Queremos conocer tu opinión:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:

Como en la mayoría de las webs, usamos cookies. Si continúas aceptas su uso. Más información

El acceso a esta web puede implicar la utilización de cookies. Las cookies son pequeñas cantidades de información que se almacenan en tu navegador para su posterior uso en determinadas circunstancias. Por ejemplo, esta información permite identificarte como un usuario concreto y guardar tus preferencias personales así como información técnica, como puede ser número de visitas, páginas que visites, etc., a fin de mejorar la experiencia en la navegación. Si no quieres que tu navegador reciba cookies o quieres ser informado antes de que se almacenen, puedes configurarlo a tal efecto. Los navegadores actuales permiten la gestión de las cookies de 3 formas diferentes: 1. Las cookies no se aceptan nunca. 2. El navegador pregunta al usuario si se debe aceptar cada cookie. 3. Las cookies se aceptan siempre. Puedes encontrar estas opciones en la parte de configuración de tu navegador.

Pulsa aquí para cerrar esta ventana