Toma mi mano.

Share

Es una frase muy breve, y su significado literal no es demasiado profundo ni especial. No obstante, desde un contexto fraternal, yo la encuentro muy inspiradora y emotiva. Tremendamente positiva. Es la síntesis de lo que yo creo que es la auténtica naturaleza de los seres humanos.

Por lo que vemos a diario, pareciera que sólo disfrutamos con situaciones conflictivas, morbosas… Peleas, malosentendidos, problemas diversos… Es como si en cierto modo necesitáramos la adversidad para sentirnos “vivos”, o al menos eso parece teniendo en cuenta las audiencias de cierto tipo de películas y programas de televisión.

Pero, la realidad, es otra.

La adversidad sólo tiene como cometido hacer que nos cuestionemos, nos “invita” a superarnos, a mejorarnos. Lo que nos hace sentir realmente vivos, lo que nos hace sentir de la mejor manera posible, es la Amistad, la Fraternidad… en definitiva, el Amor, en todas sus formas.

Por eso, la frase “Toma mi mano”, me conmueve. Porque reduce a la mínima expresión el sentimiento de unidad y fraternidad que en el fondo, todos anhelamos.

Porque, los momentos más bonitos, los más intensos, en los que más nos emocionamos, los mejores de nuestra Vida… son aquellos en los que nos sentimos queridos, cuando notamos que las personas que nos rodean están ahí para y por nosotros. Sentimos especiales a las personas que sabemos que están a nuestro lado, y también nos hacen sentir especiales.

La Felicidad está muy relacionada con querer y sentirse querido.

Porque, todos estamos conectados, en muchos y diversos niveles. A nivel emocional, a nivel grupal, a nivel energético…

Por eso nos hace sentir bien que alguien quiera… tomarnos de la mano.

Cuando alguien te tome la mano o te lo pida, sea literal o metafóricamente, siéntete afortunado o afortunada.

Porque esa Persona Disfruta de tu compañía.

Esa persona, Te Quiere o Te Ama.

😉

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Ya lo dice la canción: “Dame tus manos…. siente las mías”.

    Cuando alguién te ofrece sus manos, te ofrece su apoyo, su cariño, su ternura, su ayuda.
    Te transmite su energía positiva para que creas que estás solo y te siendas querido.

    Por eso si das tu mano, siembras felicidad.

    Os saluda una mano amiga.

  2. Yo ahora estoy aprendiedo a quererme pero aún me queda muuucho por aprender.
    Afortunadamente sé que tengo a mi lado a dos personas que me están enseñando como hacerlo. 😉

    Gracias……

    • Mayka en domingo, 20, marzo, 2011 a las 5:05
    • Responder

    Pero no podemos olvidar que la primera y más importante persona a quien debes querer y amar es a ti mismo, la mejor compañía y tu mejor amigo debes ser tu mismo, no debes condicionar nunca tu felicidad a lo que otra persona piense, sienta o comparta contigo. Aunque si vibras en la energía del Amor, recibirás Amor … es una ley del universo.

    1. Estoy de acuerdo contigo, Mayka. De hecho, si no te quieres a ti mism@ es más difícil que te quieran.

      Mi artículo no indica que la Felicidad esté condicionada a lo que otras personas piensen, sientan o compartan con nosotros. Lo que destaco, entre otras cosas, es que todos los seres humanos necesitamos sentirnos queridos y que la Felicidad está muy relacionada con sentirnos queridos o amados.

      Esto es un hecho, y es fundamental para todo el mundo. Porque estamos conectados de muchas maneras, y el hecho de no sentirnos queridos, hace que podamos llegar a sentirnos “desconectados”, y por lo tanto, desdichados.

    • OLGA BERRAQUERO en sábado, 19, marzo, 2011 a las 16:14
    • Responder

    “Lo que das, te lo das, lo que no das, te lo quitas”. Preciosa reflexión. 🙂

Queremos conocer tu opinión:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Como en la mayoría de las webs, usamos cookies. Si continúas aceptas su uso. Más información

El acceso a esta web puede implicar la utilización de cookies. Las cookies son pequeñas cantidades de información que se almacenan en tu navegador para su posterior uso en determinadas circunstancias. Por ejemplo, esta información permite identificarte como un usuario concreto y guardar tus preferencias personales así como información técnica, como puede ser número de visitas, páginas que visites, etc., a fin de mejorar la experiencia en la navegación. Si no quieres que tu navegador reciba cookies o quieres ser informado antes de que se almacenen, puedes configurarlo a tal efecto. Los navegadores actuales permiten la gestión de las cookies de 3 formas diferentes: 1. Las cookies no se aceptan nunca. 2. El navegador pregunta al usuario si se debe aceptar cada cookie. 3. Las cookies se aceptan siempre. Puedes encontrar estas opciones en la parte de configuración de tu navegador.

Pulsa aquí para cerrar esta ventana