La mentalidad de las personas triunfadoras

Share

A veces me pregunto por qué hay personas que triunfan sean cuales sean sus circunstancias. Las circunstancias personales que tiene cada persona evidentemente pueden ser favorables o no. Por poner algún ejemplo que todos conocemos: Hay personas que nacen en el seno de una familia adinerada que no consiguen nada, y personas cuyo origen familiar es modesto que consiguen amasar grandes fortunas o triunfar a otros niveles.

Es más, diría que en contra de lo que parece, quien lo ha tenido demasiado fácil, quizá ha tenido un “obstáculo invisible” a la hora de triunfar en cualquier faceta de su vida, ya que le ha venido todo dado con demasiada facilidad.

Independientemente de las circunstancias personales, las “reglas de la vida” son las mismas para todos. No importa si eres más o menos inteligente, si has sido bendecido o no con una gran belleza física, o si tienes mucho o poco poderío económico inicialmente. Esas cualidades o circunstancias y otras del mismo signo, favorecen o entorpecen, por supuesto, pero no son determinantes, ni mucho menos.

A continuación comparto un vídeo de esos que hacen reflexionar. Las ideas o paradigmas que alimenta la historia que vais a ver, son de sobra conocidas por todo el mundo, pero curiosamente se nos olvidan, o no las aplicamos en el día a día.

A veces nos ahogamos en un vaso de agua. O quizá estamos agobiados con toda la razón; sea como sea, nos resistimos a ver que finalmente depende de nuestro esfuerzo, que podemos ser responsables de lo que nos sucede, que es una cuestión de elección:

Podemos elegir ser el público o ser los actores, ser víctimas o ser responsables de nuestras vidas.

Es un acto de fe.

Fe en tu proyecto, sea cual fuere.

Fe en que un trabajo bien hecho, con metodología y constancia, tarde o temprano brindará resultados.

Y por encima de todo, fe en ti mismo.

Una fe tan inquebrantable, que nada la haga empequeñecer, tan fuerte que se fortalezca y aprenda con los fracasos, que podemos elegir ver como aprendizaje.

Una fe tan contundente, que finalmente se convierta en certeza. Y es en este punto, cuando podemos llegar a ser invencibles.

Es en este punto cuando podemos triunfar en todo aquello que nos propongamos.

Un muy buen ejemplo de ello, a continuación en el vídeo, el cual te recomiendo encarecidamente ver. Apenas dura 5 minutos, y sorprende que en tan breve período de tiempo, sea una fuente de inspiración tan potente, y que nos recuerde con tanta fuerza que todo es posible, con determinación, constancia, método y trabajo.

La mentalidad de las personas triunfadoras es duplicable. ¡Copiémosla!

¡No te rindas nunca!

1 comentario

  1. Una entrada muy buena y el vídeo es increible. Estoy firmemente convencido de que es una cuestión de actitud. Esa actitud te lleva a conseguir resultados y esos resultados refuerzan esa actitud creando un círculo que se retroalimenta.
    En cualquier caso es increible lo que podemos conseguir cuando creemos firmemente en ello.

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Javier Martín .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Ionos 1&1.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: