El Presente.

Share

Aun en las situaciones más difíciles, concentrarnos en lo que está bien en el momento presente nos hace más felices y nos da la energía y confianza necesarias para enfrentar lo que está mal hoy.

Estar en el presente significa eliminar las distracciones y prestar atención a lo que importa ahora. Tú creas tu propio presente ahora a través del objeto de tu atención.

Es difícil dejar atrás el pasado si no has aprendido de él. Tan pronto como aprendas y lo dejes atrás, el presente mejorará.

Siempre que te sientas desdichado o abatido en el presente es momento de aprender del pasado o planear para el Futuro.

Considera lo que sucedió en el pasado. Aprende algo valioso de ello. Utiliza lo que aprendiste para mejorar el presente.

No puedes cambiar el pasado, pero sí aprender de él. Cuando te enfrentes a una situación parecida, puedes actuar de otra manera y disfrutar un presente más feliz y más exitoso.

El éxito consiste en convertirte en lo que eres capaz de ser y avanzar hacia objetivos valiosos. Cada quien define por sí mismo lo que significa tener más éxito».

 

Fragmentos del interesante libro El Presente, de Spencer Johnson.

Spencer Johnson (1940), es un escritor y psicólogo estadounidense, autor de obras como ¿Quién se ha llevado mi queso? y El ejecutivo al minuto, el prestigioso método de administración escrito en colaboración con Kenneth Blanchard.

Sus obras han sido traducidas a más de veinte idiomas. Ha sido director médico de comunicación de Medtronic, la empresa que inventó el marcapasos, e investigador del Instituto de Estudios Interdisciplinarios. Sus libros han aparecido en diversos medios, como CNN, USA Today y el New York Times.

 

 

 

Puedes adquirirlo aquí:

2 comentarios

  1. Añado este libro a mis futuras lecturas aunque tenga bastante claro que del pasado se aprende, el futuro se planea y que lo único que realmente tenemos es el presente. Es penoso destruir el presente por culpa del pasado…

    A mucha gente le recomendaría su lectura ya que muchos de los problemas que existen vienen de antiguas disputas y enfermizos rencores que la gente aún guarda aunque digan que los superaron.

    Un gran extracto 🙂

    1. Tienes razón, como tú dices «del pasado se aprende, el futuro se planea y lo único que realmente tenemos es el presente».

      Aunque en algún momento a tod@s nos pasa, e incluso hay personas para las que esta forma de vivir, esta actitud, es una constante: vivir melancólicos y tristes por acontecimientos pasados, o preocupados por un futuro negativo que tal vez nunca llegue a suceder. Definitivamente, esta actitud es un modo de desperdiciar el presente.

      Los seres humanos no solemos aprender con solo echar un vistazo o con escuchar una vez, y mucho menos cuando se trata de integrar a nuestro carácter o personalidad una actitud nueva y positiva. Necesitamos ASIMILAR las cosas. Para ello, debemos ser conscientes de lo que queremos e insistir en ser coherentes con la nueva actitud y actuar conforme a ella a diario y en cada momento.

      Pero… sí. Aceptar un buen consejo o leer un buen libro que nos aporte nuevos y esclarecedores modos de actuar, es el primer y necesario paso.

¿Y tú qué opinas?

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:

Como en la mayoría de las webs, usamos cookies. Si continúas aceptas su uso. Más información

El acceso a esta web puede implicar la utilización de cookies. Las cookies son pequeñas cantidades de información que se almacenan en tu navegador para su posterior uso en determinadas circunstancias. Por ejemplo, esta información permite identificarte como un usuario concreto y guardar tus preferencias personales así como información técnica, como puede ser número de visitas, páginas que visites, etc., a fin de mejorar la experiencia en la navegación. Si no quieres que tu navegador reciba cookies o quieres ser informado antes de que se almacenen, puedes configurarlo a tal efecto. Los navegadores actuales permiten la gestión de las cookies de 3 formas diferentes: 1. Las cookies no se aceptan nunca. 2. El navegador pregunta al usuario si se debe aceptar cada cookie. 3. Las cookies se aceptan siempre. Puedes encontrar estas opciones en la parte de configuración de tu navegador.

Pulsa aquí para cerrar esta ventana