El mejor amigo del hombre (y de la mujer).

Share

Seguro que leyendo el título habéis pensado en los perros. Y de hecho, el genial, divertido e hilarante vídeo que he puesto a continuación, el protagonista es un perro al que sólo le falta hablar.

Pero de lo que quiero hablar, no es sobre nuestros grandes amigos los perros. Quiero hablar de otro “amigo” o “amiga”, que revelaré en unas líneas.

Cuando echo un vistazo al periódico, veo algún informativo de televisión o escucho a algunas personas opinar sobre la actual situación económica mundial (o casi mundial), observo que sus palabras rezuman negatividad, amargura, desolación…

Y honestamente, puede que no les falte razón. Pero… (sí, también esto tiene un pero), también tienen razón los que viven la Vida desde la Esperanza y desde Actitudes Positivas.

La tan usada frase “¿El vaso está medio lleno o medio vacío?”, resume perfectamente lo que quiero decir. Es tan correcto y verdadero decir que está medio vacío como decir que está medio lleno, la cuestión es cuál de las dos verdades nos hace sentir mejor, y, por lo tanto, la que nos llevará a adoptar una actitud más positiva y conveniente.

La Vida siempre planteará problemas. Siempre. Nos guste o no. No queremos darnos cuenta de que lo que la hace emocionante, ilusionante y nos hace aprender y evolucionar, son, precisamente, los malos momentos, las “crisis” globales o individuales que inevitablemente nos va a tocar vivir a lo largo de nuestra vida.

Es en estos casos cuando debemos aprender a ser resilientes, esto es, desarrollar la capacidad de hacer frente a las adversidades, superarlas y aprovecharlas para evolucionar y ser mejores personas.

Para conseguir esta habilidad, que según el momento que estemos viviendo puede parecer imposible lograr, debemos aprender a ver el conjunto de la situación, entre otras cosas. Enumero algunos trucos al respecto en el artículo que escribí sobre la Resiliencia.

Unas veces nos preocupamos por cosas que no podemos saber, ni siquiera intuir, y que contribuyen a que las cosas sean como son, y pasen las cosas que pasan. Mejor no preocuparse tanto por este tipo de cuestiones.

Otras veces, nos molesta la actitud de ciertas personas para con nosotros, y no nos damos cuenta de que lo pasamos mal por la actitud que elegimos adoptar ante esa fea actitud que han tenido con nosotros.

Más veces de las que somos conscientes, juzgamos a la ligera e injustamente, teniendo sólo en cuenta nuestros sentimientos, sin tener en cuenta los sentimientos de los demás. Las situaciones del mundo las provocamos entre todos, en red. Una actitud negativa contra una o varias personas, sabe Dios hasta dónde puede llegar. Por ejemplo, gritar, despreciar, tratar mal a una persona u otras actitudes negativas, seguramente provocará que pase un mal día, porque esta persona ha absorbido esas malas vibraciones que se le han transmitido; y, debido a esto, esta persona puede hacer sentir mal a las personas de su entorno… Y así sucesivamente. Es por ello necesario que seamos positivos, aunque parezca que el mundo no nos corresponde. Porque al final, el mundo nos corresponderá del mismo modo que nosotros elegimos ser.

Para superar un estado de ánimo negativo, para superar una crisis o cualquier cosa, debemos aprender a aceptar las cosas como son en este momento. Digo “en este momento”, porque nada es para siempre, y la única constante es que las cosas y las personas cambian.  Razonar la situación, tener esperanza, ser generosos sin esperar nada a cambio, etc., son actitudes que ayudarán sin duda a aliviar e incluso solucionar una mala situación. Actuar siempre en positivo, no permitir jamás que lo negativo se apodere de nosotros.

Y cuando no tengamos ganas ni fuerzas para cambiar de una actitud negativa a una actitud positiva, tenemos el “amigo” o “amiga” al que me refería en el título de este artículo:  el Humor, la Risa.

¿No creéis que es un recurso que no está suficientemente valorado?

Una risa sana y auténtica hará que por los instantes que dure o por más tiempo, las cosas se relativicen, pierdan esa importancia que les damos. Si durante unos minutos de hilaridad y sonrisas nos fijamos en que lo que nos afligía pierde fuerza, entonces podremos tomar conciencia de que las cosas tienen la importancia que les damos, y que dependen en buena parte de la actitud que adoptamos en cada momento.

Lo importante de verdad, es Vivir. Y sobre todo, Vivir Plenamente. Para ello hay que Disfrutar cada instante, y por lo tanto, hay que Querer, Amar, dar importancia sólo a lo bueno, y trabajar para eliminar lo “malo” centrándonos en lo bueno.

Para ayudarnos a relativizar lo malo, para restarle importancia suficiente como para  vencer la parálisis que provoca sentirnos mal, y así poder empezar a actuar para mejorar nuestra situación, hay que comenzar recordar a nuestro amigo el Humor y echar unas carcajadas o esbozar amplias sonrisas. Para empezar ahora mismo, os regalo el vídeo que he puesto a continuación. Advierto que puede provocaros, además de sonrisas y risas, cierta ternura. ¡Qué lo disfrutéis!

Dedicado con todo cariño a todas las personas que se sientan tristes, que están pasando un mal momento. Recordad que no hay mal que cien años dure, que depende de la Actitud mejorar la Vida, y que sonreir a menudo es una gran medicina en contra de la tristeza y las malas situaciones.

3 comentarios

  1. La vida es entre otras cosas una sucesión de acontecimientos: unos buenos, otros regulares y otros malos.
    Cuando no se produce el malo, hay que asimilarlo cuanto antes para a continuación dedicar nuestras energías a superarlo. La tarea no es fácil pero es necesaria para salir a flote. Por eso la actitud positiva puede ser el clavo al que agarrase y no hundirse en la desesperación.

    Hay que buscar la luz, siempre.

    Un saludo.

  2. Hola,

    Qué gran entrada, mi más sincera enhorabuena… no puedo estar más de acuerdo en la importancia de tomar perspectiva, y aceptar las cosas que no dependen de nosotros…

    Algunos comentarios similares:

    http://josearnedo.blogspot.com/2012/01/alain-mira-lo-lejos.html
    “Coloca las cosas a la distancia que merecen”.

    http://josearnedo.blogspot.com/2011/11/bertrand-russell-conquest-of-happiness.html
    “Hay que pensar en los problemas de forma adecuada, en los momentos precisos”.

    Un saludo,

    Jose

    PD: Otros consejos de B. Russell:

    “Se lucha no por sobrevivir, sino por el éxito”. “Las preocupaciones son una forma de miedo; hay que pensar en ellas racionalmente, con calma y concentración”. “Evitemos pensar en términos comparativos con los que nos rodean”. “Para el devenir del mundo, no es relevante que una persona dada sea virtuosa o no: nos preocupamos como consecuencia de nuestra educación tan egocéntrica”. “Tenemos una concepción exagerada de nuestros méritos”. “Nos sentimos siempre centro de desgracias”. “Hay que sospechar de tus propios motivos; no siempre son altruistas, muchos vienen por vanidad”. “Da una continuidad de objetivos a tu vida”. “Ejercita tus virtudes”.

    1. Muy buenos ambos artículos, y con una estructura que facilita su lectura y comprensión. Estaré pendiente de los siguientes. Las frases o consejos de Russell, muy adecuadas. Para reflexionar.

      Muchas gracias José, por tus comentarios y aportaciones.

      Un abrazo.

Queremos conocer tu opinión:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:

Como en la mayoría de las webs, usamos cookies. Si continúas aceptas su uso. Más información

El acceso a esta web puede implicar la utilización de cookies. Las cookies son pequeñas cantidades de información que se almacenan en tu navegador para su posterior uso en determinadas circunstancias. Por ejemplo, esta información permite identificarte como un usuario concreto y guardar tus preferencias personales así como información técnica, como puede ser número de visitas, páginas que visites, etc., a fin de mejorar la experiencia en la navegación. Si no quieres que tu navegador reciba cookies o quieres ser informado antes de que se almacenen, puedes configurarlo a tal efecto. Los navegadores actuales permiten la gestión de las cookies de 3 formas diferentes: 1. Las cookies no se aceptan nunca. 2. El navegador pregunta al usuario si se debe aceptar cada cookie. 3. Las cookies se aceptan siempre. Puedes encontrar estas opciones en la parte de configuración de tu navegador.

Pulsa aquí para cerrar esta ventana