¿Cómo deberíamos tratar las noticias o chismes?

Share

Un día, un hombre corrió hacia Sócrates mientras gritaba:

Sócrates“¡Tengo noticias para usted, tengo noticias para usted!”.

Sócrates levantó la mano para detener al entusiasmado hombre y le dijo:

“Primero, déjeme hacerle tres preguntas”.

“Ah… sí, claro.” – Contestó el hombre.

“Dígame, las noticias que quiere contarme, ¿está usted seguro que son ciertas?”

— “Seguro… no…”- contestó el hombre. – “Pero lo escuché de una buena fuente”.

“Entonces pasemos a la segunda pregunta.” – Dijo Sócrates. – “Las noticias que quiere contarme, ¿son sobre alguien que usted conoce personalmente?”

— “Bueno… no…”- Dijo el hombre. – “Pero creo que usted sí conoce a la persona relacionada con las noticias”.

“Ya veo.” – Dijo Sócrates. – “Entonces déjeme hacerle la última pregunta. Estas noticias, ¿son positivas o negativas?”

“Son negativas.” – Contestó el hombre.

— “Déjeme ver.” –  Dijo el sabio Sócrates.

— “Usted quiere contarme unas noticias que no sabe personalmente que sean ciertas, sobre alguien que no conoce en absoluto, y que, además, son negativas. No me interesa. No van a aportar nada de valor.”

2 comentarios

  1. Cuánto bien haríamos si estuviéramos callados en casos como éste, en vez de correr para difundir la noticia.

    Saludos.
    Blog ni blanco ni negro.

  2. Una interesante lección del bueno de Sócrates. Hoy la gente está acostumbrada a dar por buena cualquier información sin molestarse en contrastar si lo que está viendo o leyendo es cierto.
    Lo mejor es ser críticos con aquello que veamos, oigamos o leamos y sacar nuestras propias conclusiones.

Queremos conocer tu opinión:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Como en la mayoría de las webs, usamos cookies. Si continúas aceptas su uso. Más información

El acceso a esta web puede implicar la utilización de cookies. Las cookies son pequeñas cantidades de información que se almacenan en tu navegador para su posterior uso en determinadas circunstancias. Por ejemplo, esta información permite identificarte como un usuario concreto y guardar tus preferencias personales así como información técnica, como puede ser número de visitas, páginas que visites, etc., a fin de mejorar la experiencia en la navegación. Si no quieres que tu navegador reciba cookies o quieres ser informado antes de que se almacenen, puedes configurarlo a tal efecto. Los navegadores actuales permiten la gestión de las cookies de 3 formas diferentes: 1. Las cookies no se aceptan nunca. 2. El navegador pregunta al usuario si se debe aceptar cada cookie. 3. Las cookies se aceptan siempre. Puedes encontrar estas opciones en la parte de configuración de tu navegador.

Pulsa aquí para cerrar esta ventana