«Cuanto más grande la prueba, más glorioso el triunfo».

Share

Siempre digo que es contraproducente que continuamente nos bombardeen con noticias sobre la crisis y otras igual o más negativas. En lugar de darnos soluciones o motivarnos para entre todos salir adelante, lo que hacen los medios de comunicación es hablarnos de desgracias, de problemas y de todo tipo de calamidades.

En una época como ésta, a mi juicio lo que hace falta son palabras y hechos que motiven, que nos pongan en contacto con lo mejor de nosotros mismos, cosas que nos ayuden y motiven a ser parte de la solución y no del problema.

Una buena amiga mía ha compartido conmigo un vídeo titulado «El Circo de la Mariposa«, en el que se cuenta la historia de unas personas extraordinarias, pero destacando sobre todo uno de ellos, y que nos recuerda que aunque hay cosas que no podemos controlar, sí podemos elegir la actitud y los actos que nos elevan por encima de nosotros mismos.

El actor que interpreta a tan especial persona, es Nick Vujicic, un hombre de 28 años al que le faltan las extremedidades, lo cual no ha sido obstáculo para que sea orador motivacional y director de Life Without Limbs, una organización dedicada a personas con alguna discapacidad física. En la red hay mucha información y vídeos sobre este hombre. Es alguien que ha elegido pasar a la acción en lugar de lamentarse de su situación, lo que le ha llevado a desarrollar una incomensurable Fuerza Interior. Un ejemplo a seguir.

Qué mejor ejemplo para los tiempos que corren, en los que a veces sin darnos cuenta esperamos soluciones provenientes de otros, sin ser conscientes de que podemos hacer grandes cosas. Podemos elegir y podemos hacer.

Te recomiendo encarecidamente que dediques veinte minutos a ver el vídeo. Es Emocionante, es Esperanzador y está lleno de Energía Positiva. Pero sobre todo, es Motivador.

Que lo disfrutes.

Muchas gracias Mayka por compartirlo conmigo.

1 comentario

    • Mayka en jueves, 20, enero, 2011 a las 16:27
    • Responder

    Las emociones son contagiosas, generan espirales de energía a nuestro alrededor de las que muchas veces no somos conscientes. Este corto, realmente conmovedor, genera una espiral de optimismo, de alegría vital, de fe, de esperanza, y estas emociones son las hacen que el mundo se mueva, que las cosas sucedan.

    Para los escépticos o pesimistas, los de “ya pero eso es una película, en la vida real…” la historia paralela del protagonista, como bien destaca Javi, nos muestra un claro y real ejemplo de superación personal, donde si nos olvidamos de los límites, estos dejan de existir, la realidad es al que nosotros creamos cada día, minuto a minuto, con nuestros pensamientos.

    “El circo de la mariposa”, ¡que bonito y sugerente título! ¡que bonita metáfora! Con la dosis adecuada de amor y de confianza en nosotros mismos, todos podemos convertirnos en mariposas multicolores… y volar!!!

Queremos conocer tu opinión:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:

Como en la mayoría de las webs, usamos cookies. Si continúas aceptas su uso. Más información

El acceso a esta web puede implicar la utilización de cookies. Las cookies son pequeñas cantidades de información que se almacenan en tu navegador para su posterior uso en determinadas circunstancias. Por ejemplo, esta información permite identificarte como un usuario concreto y guardar tus preferencias personales así como información técnica, como puede ser número de visitas, páginas que visites, etc., a fin de mejorar la experiencia en la navegación. Si no quieres que tu navegador reciba cookies o quieres ser informado antes de que se almacenen, puedes configurarlo a tal efecto. Los navegadores actuales permiten la gestión de las cookies de 3 formas diferentes: 1. Las cookies no se aceptan nunca. 2. El navegador pregunta al usuario si se debe aceptar cada cookie. 3. Las cookies se aceptan siempre. Puedes encontrar estas opciones en la parte de configuración de tu navegador.

Pulsa aquí para cerrar esta ventana